miércoles, 12 de diciembre de 2012

¿A cuántas de ustedes no les regalé la inmortalidad en uno de mis poemas?

7/11/2012
Aprendí el antiguo arte del desvelo: que me venza el sueño antes que tu recuerdo.

14/10/2012
Hay conjuros menores detrás de ciertas miradas
Voces que, sin saberlo, llaman a nuestra alma
Presencias que persisten tras la partida…

03/10/2012

A veces

A veces estoy demasiado conciente de que todavía existes. A veces recuerdo que si grito tu nombre y estás por ahí, y me escuchas, voltearás a verme.

17/09/2012

martes, 18 de septiembre de 2012

Lo bueno y lo malo...

"(...) Lo bueno es que escribir no sirve para nada de lo que uno quiere. Escribir es un límite, un dolor, un defecto más. Lo bueno es que después de hacerlo te sientes pésimo. Nada ha cambiado, todo sigue en su sitio (...) Lo bueno es que escribes y sigues soñando con la mujer del vecino, sueñas que la tienes agarrada por las orejas hundiéndole los pelos. Lo malo es que escribir no cura tus deseos asesinos, que asaltar un supermercado sigue siendo tu objetivo imposible. Lo bueno es que escribir es otra forma de cagar y masturbarte. Lo malo es que lees a grandes autores pero sólo Bukowski te llega. Lo malo es que un día la chica linda se entera que escribes y no deja que se la hundas hasta el otro lado de la muerte. Lo malo es que escribir sirve para todo lo que tú no quieres. (...)"

- Efraím Medina Reyes
(Extracto de  "Érase una vez el amor pero tuve que matarlo")

lunes, 10 de septiembre de 2012

Rayuela: Capítulo 93 (Extracto)

(...) Amor mío, no te quiero por vos ni por mí ni por los dos juntos, no te quiero porque la sangre me llame a quererte, te quiero porque no sos mía, porque estás del otro lado, ahí donde me invitás a saltar y no puedo dar el salto, porque en lo más profundo de la posesión no estás en mí, no te alcanzo, no paso de tu cuerpo, de tu risa, hay horas en que me atormenta que me ames (cómo te gusta usar el verbo amar, con qué cursilería lo vas dejando caer sobre los platos y las sábanas y los autobuses), me atormenta tu amor que no me sirve de puente porque un puente no se sostiene de un solo lado, jamás Wright ni Le Corbusier van a hacer un puente sostenido de un solo lado, y no me mires con esos ojos de pájaro, para vos la operación del amor es tan sencilla, te curarás antes que yo y eso que me querés como yo no te quiero. Claro que te curarás, porque vivís en la salud, después de mí será cualquier otro, eso se cambia como los corpiños. (...)

Julio Cortázar

sábado, 25 de agosto de 2012

inCómico

Me enamoré de tu inmortalidad, de tu capacidad de volar, de que si abrías demasiado los ojos lanzabas rayos laser. Me gustaba apagar la luz de la habitación y verte brillar en la oscuridad. Tenías aliento de hielo, supervelocidad. Una vez te vi malabarear bolas de fuego sin sudar...

Las mujeres fluorescentes son escasas, así como las que vuelan y las inmortales. No se imaginan los velos metafísicos que hay que cortar para hallarlas, la cantidad de macrocosmos a navegar, demiplanos que crear, sumergirse en cada uno de los 7 infiernos, explorar las infinitas capas del abismo.

Hay que graduarse de oniromante. 
Desplomar las paredes de lo físico. 
Jugarte la salud mental. 
Arriesgarte a perderte y no volverte a encontrar.

Mario Doñé
25 de Agosto del año 2012

miércoles, 8 de agosto de 2012

Untitled

She had strobe lights for eyes,
best seizures I've ever had

And there was something mystical about those sparks,
Some wicked flame that, oh, burned so bright

Painful to the touch,
as everything born of love,
but don't we all love to burn?

So I look for burning eyes
and wicked, filed teeth smiles...

And bite, and gnaw, and rend your merry way away.

Mario Doñé
8 de Agosto 2012

domingo, 5 de agosto de 2012

Blasteroid (Extracto)


Change your hair
Change your clothes
I’ll rearrange your face for you

If you can breathe
When I am through
I’ll give it all right back to you

(...)

Change your name
Change your eyes
Become the one who I despise

If you are sad
And need to cry
Then turn around and go outside

Mastodon

sábado, 4 de agosto de 2012

Eres una especie de ínfima vorágine que rompe contra las costas de mi pensamiento. Una suerte de arritmia en el funcionamiento habitual de mis neuronas.  Tu nombre siempre está presente como una masa tangible en mi nuca, un pequeño tumor justo debajo del atlas. Me he acostumbrado a esa anti-presencia, a esa sensación de que tus ojos me miran y me juzgan, a sentir el roce fantasma de tu pelo en mi cara...

4/08/2012

viernes, 27 de julio de 2012

He chupado tanto Plutonio que mis dientes brillan en la oscuridad. Si me besas te doy cancer.

Diccionario

Mujer: Perfecto fragmento de caos. Entropía destilada. Quintaesencia de lo anárquico. Materia en constante estado de flujo emocional.

Hombre: Personaje que no aprende que tratar con mujeres es como chuparse una vara de Plutonio. Igual le gusta.

Amor: Consecuencia de chuparse una vara de Plutonio.

Plutonio: Material radioactivo, cancerígeno, letal. Se puede utilizar para la fabricación de armas nucleares. Es delicioso.

25/07/2012

jueves, 12 de julio de 2012

El loco

Puedo jurar que la ví, o su silueta, o su sombra, o el aire que dejaba atrás, o su aroma formando su silueta, o copos de polvo que levantó... No sé.

No estoy loco. Lo juro. Los nincofordios que belandaban me lo sorripetearon en las ojiardabas y son mis testigos... La ví.

Estaba en las cosas pequeñas: en las cerezas, en los granos de arroz, en el azúcar, en la punta de un alfiler, en una molécula, en un quark.

Estaba en las cosas etéreas: en lo astral, en lo onírico, en lo amorfo, lo ideal. Navegando los ríos metafísicos de Oliveira, cual Maga...

Entonces abrí los ojos y no la ví más.

Mario Doñé
12 de Julio del año 2012
...Y a veces, en especial por las noches, me llega tu recuerdo como un soplo, como un suspiro, como un susurro... Solo por breves segundos.

Es solo a veces y dura poco. No hay ninguna clase de sensación o sentimiento, solo la conciencia de que estás por ahí y existes todavía.

12/07/2012

lunes, 2 de julio de 2012

Soñaba


Anoche soñé que te mataba.

Me entregaban una pistola y me preguntaban "¿A quién quieres matar?". Sin dudarlo apunté a tu cabeza (disparo+cabeza = tu muerte segura) y me decían "A ella no puedes matarla, no va a morir". Y aún con la certeza de que si te disparaba (y caías abatida, y tu sangre manchara mis zapatos) regresarías... Igual halé el gatillo: martillo contra casquillo, detonación, propulsión, disparo certero, la bala dividió tus sesos en dos... Al tercer día resucitaste.

Ahora maldigo a la que me enseñó a creer en sueños.

Mario Doñé
2 de Julio del año 2012

miércoles, 20 de junio de 2012

Rayuela: Capitulo 7

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella. Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una luna en el agua.

Julio Cortazar

viernes, 15 de junio de 2012

Entregame tu alma, oscura criatura. Dejame encantarte con mi sortilegio...

15/06/2012

Como si te odiara.


...Y vuelvo a la necesidad de ti, a esta furia incontrolable de tomarte entre mis manos y hacer de tu cuerpo lo que me plazca, de pasar mi lengua entre tus atomos, de morder tus senos blancos y destrozar tu sexo. Ahora necesito beber cada gota de tu sudor, quiero tomarte del pelo y que me pidas a gritos que te pegue, que no aguantes las ganas de abofetearme. Quiero enredarme entre tus piernas y que nadie sepa donde comienzo y tu terminas. Quiero bailar esa danza mortal que conocemos tan bien.

Quiero hacerte el amor como si te odiara.

Mario Doñé
27 de enero 2012, 2:43 a.m.

Poesía Difusa


Ansias de ti
Anhelo de ti

Te deseo
Te espero...
O eso creo
El tiempo se toma su tiempo
Mi prosa pierde su sentido
Así la inspiración toma el control
Tus ojos, tu pelo, tus lunares, tu boca, tu lengua, tus piernas abiertas

Extraño
Extraño es pensar que te amo, que me amas, que nos amamos...
Extraño es pensar en distancia
Soñar contigo y no tenerte
Haber probado de la gloria que es un minuto en tus adentros y perderte
Escribir estas lineas que son tuyas
Aceptar una vez más el verbo “recordar”

Poesía difusa es lo que tengo, versos que no se encuentran a si mismos...
Versos que te buscan, que te ansían, que te necesitan
Versos que esperan llegarte, y adentrarse

Poesía difusa, palabras, no más
Palabras, y la esperanza de que sientas, y desees, así como yo...

Mario Doñé
21 de Enero del año 2012

Todo en la Tierra tiene su nombre


Todo en la Tierra tiene su nombre y quizás mi error más grande fue querer ponerle uno a lo que teníamos. Con la fuerza de un nombre atamos nuestro amor a la tierra, lo expusimos a la mirada de Dios, lo echamos a los cambiantes vientos del destino, lo pesamos en la balanza de las leyes humanas.

Sin nombre éramos esquivos, etéreos; éramos gas y el ruido de la vida nos traspasaba. Como fantasmas íbamos por el mundo y de nosotros solo percibían ectoplasma.

Algo que era nuestro, tan nuestro. Un amor que solo nos pertenecía a nosotros y ahora, aparentemente, es del mundo, es objetivo, es terrenal.

Te olvidaste de lo que nos hacía únicos, lo que nos hacía diferentes, especiales. Éramos tu y yo contra el universo mismo, contra Dios y sus designios, contra la gente y lo que opinaran.

No sé en que momento se perdio ese folio, en que momento dejaste de sentirlo. Yo por mi parte no me olvido, por mi parte, aún lo siento.

Estoy enamorado de ti como la primera vez. Con la misma ilusión, las mismas ganas, el mismo empeño y con el peso del tiempo, de las experiencias vividas, del amor compartido.

Solo quiero que recuerdes la esencia de lo nuestro. Dejemos este plano y volvamos a lo arcano, a lo onírico.

Olvídate del mundo y ven conmigo...

Mario Doñé 
28 de enero del 2012

viernes, 13 de abril de 2012

Pocas cosas como aventurarme a los enigmas de tu cuerpo. Ese constante recorrer y descubrirte. Desnudando tus misterios, visitando tus adentros. Grabando la quintaesencia de tu organismo entre la llema de mis dedos.

24/3/2012
Es porque eres, y existes, y andas por ahí. Con ese paso tan tuyo y ese nombre.

24/3/2012

Longing


I long for you and your caress. The feeling of your sweet and warm breath upon my face. I can't seem to get rid of this need, this necessity of exploring every nook an cranny of your being, from the tip of your toes to every fiber of your hair. I'm in this deep state of need, in this craving of you.

Give yourself to me once more, wrap me between your legs and never let me go again, 'cause everyday I see you I think is the last I'll do, and every passing moment without you makes my days longer.

Let me feel your skin against my skin, the pressure of your body on top of mine. Feel me slip inside of you as I make you mine. I want to hear you gasp, moan, scream as I fill every inch of your insides.

I long for that moment when I stare deep into your eyes as I enter you, close my eyes and hear your voice carry with your breath: “I love you”

Mario Doñé
5/02/2012


miércoles, 21 de marzo de 2012

Ad Infinitum


Ahora, cuando cierro los ojos a contemplar el infinito, te veo a tí. El inmeso espacio entre mis pupilas y la piel interior de mis párpados es invadido por tu imagen y semejanza. Te dibujo desnuda (como me gusta) y llego a tal punto de sentir tu cuerpo y su calor sobre el mío. Siento tu respiración, tu olor, ese negro imposible de tu pelo rozando mi frente, abres tu boca de luz y me besas. Te abrazo fuerte (ya te he dicho) como si quisiera fusionarme contigo, como queriendo formar un solo cuerpo, una carne, un solo ser. Miro tus ojos cansados, esos impenetrables mares castaños, veo como los entornas y busco inmediatamente tus labios para presenciar el milagro de tu sonrisa. Nada como ver tus labios semi-abiertos tratando de esconder tu dentadura imperfecta que guarda esa lengua cargada de gloria. No aguanto. Me acerco. Te beso. Me duermo. Despierto. Abro los ojos. Dejo atrás el infinito. Escribo.

Mario Doñé 
1 de Febrero del año 2012, 2:40 a.m.

Pesquisa


¿Cuantas veces me has dejado ya? ¿Cuantas veces me has cerrado la puerta? ¿Cuantas veces más me devolverás la esperanza y me la arrancarás del pecho con todo y corazón? ¿Llorarás cada vez que lo hagas? ¿Y si soy yo que te dejo? ¿Puedo arrepentirme y alegar debilidad para regresar? ¿Me recibirás como yo te recibo a ti? ¿O me rechazarás diciendo “no es el momento”, “quiero pero no puedo”, “también te amo pero no puede ser”?¿De dónde sacas esa fuerza para alejarte que luego la pierdes y regresas? ¿Debo quedarme en este estado paranoico esperando el adiós definitivo? ¿Hasta que otro llene tus espacios? ¿Hasta que tengas quien te escuche y te comparta y te sienta y te viva como yo te escucho te comparto te siento y te vivo? ¿Seguiŕe mendigando tu presencia? ¿Seguiré necesitando de ella? ¿Volveré a sentir el sopor de tus brazos? ¿Se aferrará tu sexo al mío como siempre? ¿Dejaré de hacerme preguntas? ¿Cesarán de nacer las unas de las otras? ¿Encontraré respuesta? ¿Será amarte mi sino por siempre?

Mario Doñé
27 de enero del año 2012

Volviste


Como si no bastara con pensar en tí todos los dias, tuve que escuchar tu voz y esta necesidad de contarte y que me esuches, de que me cuentes y escucharte, arrecia.

Violento e inesperado, tu recuerdo detona, me destroza en la millonésima parte que me compone, vuelvo a tatuarte tras mis pupilas: Etérea, transparente, desnuda si no fuere por el negro de tu pelo.
Allí anidas y te rehusas a escapar...

Mario Doñé
27 de enero del 2012, 2:03 a.m.

Cosmos


Se siente como si eones hubiesen pasado desde el día que te descubrí: una masa de carne blanca, moteada, con su fibra de azabache en lo que llamaríamos el norte, llena de sangre y tejido y más carne por dentro. Esa galaxia de leche orbitada por lunas negras, sus dos iridiscentes pulsares marrones y su nebula cargada de saliva y colmillos y gloriosa lengua.

Y ese sol que se ponía siempre en el sur, toda la furia combinada de sus amaneceres y atardeceres, su cénit y su nadir conflagrándose, y como me invitaba a calcinarme en su interior y penetrarlo hasta lo más profundo de su núcleo, destrozando su corteza sin piedad, desdoblandose y deshaciendose en mi boca.

Como sueño con desvanecer, con que me desintegres y me hagas uno contigo, con que me invites a ser parte de esa maquinaria cuántica que me llevo a estar y a ser. Y es que después de haber probado paraíso, tras haber viajado tantos años luz buscando tu blanco, y tu negro y tu marrón y lo rojo que eres por dentro, ya no hay prisma que me muestre color.

Quiero orbitar, orbitar nada más, orbitar para siempre como un sátelite a los anillos de tu cinto. Orbitar como una de tus pequeñas lunas negras, y que me busques y me encuentres, que me cuentes. Explorar tus agujeros negros, alimentarme de los néctares que emanan de tus pulsares y mutar bajo la ultraviolencia de tus planetas.

Mario Doñé
16 de Enero del año 2012

Musings


Ahora te vuelves el mas refinado combustible para los mecanismos que accionan mi memoria poetica.

Ahora ronda este homunculo de ti por mi cerebro y con una pluma tres veces su tamaño escribe constantemente, incesante, con fervor cuasi-religioso.

Ahora que te me escapas de entre los dedos, como puño de arena en el agua, que te deslizas, te contorsionas, que muerdes, que arañas.

Ahora que inspiras al tiempo que yo expiro…

Empiezo a palpar las distancias y siento que todo estaba bien hasta que empecé a escribir de nuevo.

Mario Doñé
21 de Enero 2012

miércoles, 1 de febrero de 2012

...


"Tu cuerpo blanco como la luna de los sueños. Tus ojos abiertos sobre un enigma. Tus manos sabias. Bajo al fondo del mar y toco, justo antes de morir, una piedra redonda. La piedra me trae de regreso a la superficie. No trato de entender lo que ocurre, me tiendo sobre tu cuerpo y escucho lo que dicen los astros. Una voz trata de romper los espejismos pero ya no puede. Eres tanto así, tanto bella. Un regalo de la muerte. Mi cuerpo no lo puede creer, no creo en mi cuerpo. Mi cuerpo se opone como estúpida ciencia entre tú y yo. Tu cuerpo se deshace para dejarme entrar, mi cuerpo es duro como una ley, como un pacto de otros. Renuncio a mi cuerpo y me entrego al tuyo, renuncio a mi alma. Eres el hueco en mi corazón, la raya en mi pensamiento...

...Todo sin ti es desteñido y sólido, algo ya no está conmigo, el encanto murió y sólo quedan el insípido placer, la oquedad, el vicio. El deseo sigue intacto pero la atmósfera no fluye. Tenías una forma peculiar de iluminarme, un silencio con leves resonancias de estaciones llovidas, de hoteles a mitad del desierto... Y no se trata de mí sino de ti, de tu fatiga y ausencia en cualquier instante, algo que es nuestro secreto, algo frío y peligroso.

Tu cuerpo era mío cien años antes de pertenecerte, te salvé muchas veces en otras vidas, torcí tu corazón y nadie puede enderezarlo. Nada hice con secretas intenciones, no hubo dinero ni honores a cambio, no hubo pacto ni chantaje. Te entregaste a mí y te tomé con sumo cuidado. Estabas hecha de tal forma a mi naturaleza que nadie estará contigo sin tenerme un poco...

...Lo duro es pensar cómo se pierde el tesoro, cómo me devora el hastío. Soy el señor sexo, el señor muerte pronta, el señor amor, y eso no me ayuda a encontrarte, eso es algo más que pierdo contigo..." 

- Efraím Medina Reyes.

sábado, 7 de enero de 2012

Inlucidez

Inlucidez

Suficiente en materia de amor es tragar palabras, es saber que no importan los años que pases siempre vuelves al mismo sitio con esta lucha de amor que no se acaba. Es entender que hay amores que tienen todo el potencial de ser el amor de la historia pero que por el hecho de merecerlo, no se les garantiza de inmediato que los sean. Y ahí es cuando el amor se complica, cuando juega a ni contigo ni sin ti.

Amor, ¿cómo te digo que para mí lo único que es suficiente es tu silencio a mi lado? Los segundos se pasan solos, tu compañía me amarra y me derrite el alma, que por las noches duermo sin pena, y que cuando te abrazo a la despedida, arranca una arritmia preciosa en mi corazón por volverte a ver. Hay un infarto en mi pecho que lleva tu nombre. Real fue entender que yo mismo permití durante todos estos años que este amor haya sido más grande que yo. Fui víctima de una gran historia de amor.

Real también fue esa sensación que con los años añejé de rehusarme a todo dar a renunciar a ella. Si cierro los ojos era ella y al despertar seguía siendo ella. Viví con la fe de que si estábamos juntos lo suficiente, un día ella lo vería tal y como lo hacía yo. Apostaba el alma a que a ella le pasaba igual. Esa fue mi realidad, la que nunca tuve el coraje de decírsela de frente.

Suficiente fue cuando supe que los días de intensidad que teníamos eran sus mejores momentos de “lucidez” y que quise poner así: -lucidez-, porque entendí que eran tan escasos y efímeros que esta ironía tenía que salir de alguna identidad oculta de su esencia como mujer. Que errado estaba yo. Ella era la inlúcida a diario y la otra, de la que yo me enamoré, no era más una dosis inestable de lo que un día, lucidez y su potencial podrían llegar a ser. Sin embargo ahí estaba yo, despertando con el sabor amargo de unos años que malgasté esperando lo que en realidad no llegó.

Estoy cansado de querer excavar por estos escasos y hasta míseros momentos. El amor ni se pide ni se mendiga. Creo en la grandeza de un amor, soy el trampolín de los saltos de fe pero este círculo me tiene en un vaivén de soberbia y cobardía. Ahí fue que comprendí lo que era suficiente al amar. Pero cuando hablamos de realidad, hablamos de entender que en muestras de amor puro, lo importante no es creer si somos o no somos los indicados, es comprender de una manera totalmente libre y espontánea dentro de nosotros mismos que nuestra sonrisa nace con la felicidad de la inlúcida otra persona. Mirando desde dentro entendí que hasta que ella no se embarque a la realidad todo esto es temporal. Tremenda inestabilidad. Lo que nos trae de vuelta al inicio.

Suficiente es que yo hoy decida por tensión y ansiedad, por esa felicidad que me trae amarte, por la promesa que te hice de que siempre iba a estar para ti, que ya este amor no va ser cuando yo quiera, si no cuando tu corazón maneje la libertad necesaria para disfrutar esta entrega. En infarto o en tu boca sé que estamos cerca del final, donde todo empieza.

David Mella

1ero. De diciembre, 2011